LA VISITA AL ODONTOPEDIATRA: SALUD BUCAL EN EDADES PEDIÁTRICAS

 En Consejos

Desde el Centro Dental Martinez y Prieto, entendemos a la tan nombrada salud bucodental  como la ausencia de problemas bucales que favorecen el estado de bienestar y confort en la salud en general.

Los niños que no tienen problemas en sus dientes, no sienten dolor y desarrollan las funciones orales sin ningún tipo de dificultad.

Aunque pareciera algo que cuadra en los parámetros de la normalidad, la salud bucodental va más allá, y lo que realmente permite es un desarrollo adecuado físico, psíquico y social.

Los problemas más habituales en la salud bucodental de los niños se asocian con caries y gingivitis. Las afecciones más complejas, se relacionan con patologías por malos hábitos y/o disfunciones orales tales como el uso prolongado del chupete, succión del dedo, deglución infantil, respiración oral, entre pocas otras.

En nuestro país, la caries es la enfermedad crónica, superando al asma y la diabetesEl 36% de los niños tienen más de un diente con caries, entre los 5 y 6  seis años de edad.

Se relaciona directamente con la ingesta de bebidas azucaradas, administración de biberones por la noche, incluso con la lactancia materna, cuando se hace a demanda y durante mucho tiempo.

Otras condiciones que afectan a la existencia de caries son, la ausencia de higiene oralo la poca frecuencia del cepillado.

¿Cómo se pueden prevenir las caries?

Es importante considerar que la salud dental de los padres puede también afectar a los hijos. Si los padres tienen caries no arregladas y una carga elevada de bacterias, será fácil que contagie a su hijo. El contagio (trasmisión bacteriana), es por besos, al limpiar el chupete, probar alimentos con la misma cuchara, etc.).

Adicionalmente es importante saber que cuanto antes sea la concientización de los niños, y cuanto antes se inicie la rutina de la higiene dental, menos exposición a la formación de caries tendrá vuestro hijo.

Es aconsejable una primera visita al odontopediatra antes del primer año de edad, para diagnosticar signos iniciales y tratarlos precozmente. Luego será clave la visita periódica a su dentista, recordando controlar los síntomas que pudiera presentar el niño. El diagnóstico casi siempre es tardío, cuando el niño tiene dolor  o malestar, es cuando ya presenta múltiples caries.

 Conocemos con certeza que las caries son una enfermedad dental prevenible. La importancia de una dieta equilibrada y baja en azúcares y una higiene oral adecuadas, junto al uso de productos remineralizantes, como el flúor contribuyen a la prevención.

Cuando se desarrollan las caries y no se tratan adecuadamente pueden producir dolor, que afectarán a la masticación, al desarrollo físico, a la concentración y al aprendizaje.

Además, sabemos que un niño con caries, será con toda probabilidad un adulto con caries, y finalmente, el desenlace que se debe evitar, es la pérdida de la pieza dental. Es por ello que te recomendamos consultes nuestro Centro Dental Martínez y Prieto para que podamos aconsejarte.

Entradas Recomendados