Primeros cuidados dentales en la infancia

 En Consejos

Los primeros cuidados de la salud dental en la infancia son de mucha importancia. Es en ese momento donde debemos prestar mucha atención desde el nacimiento de nuestro bebé.

En la primera infancia, la boca es una de las piezas fundamentales por las que se comienza  a descubrir el mundo y como tal está muy expuesta.

Los hábitos se ejercitan y el de higiene oral es uno de los que hay que crear rutina en los niños, al igual que lavar las manos, nuestra salud bucal es relevante.

Esto puede reducir la proliferación de las temidas caries durante la infancia, además de las bacterias de la boca con lo que no es recomendable entre otras cosas que los bebés no se queden dormidos con biberones en la boca.

Desde el nacimiento hasta los 6 meses es importante que,  tras las tomas de leche, higienices la boca de tu hijo con una gasita húmeda alrededor que deberás colocar alrededor de tu dedo y masajear las encías de tu bebé.

Los niños comienzan con el proceso de dentición alrededor de los 3 a los 6 meses. Es en ese período, cuando las encías inflamadas aparecen y ponen incómodo y molesto a tu bebé. Del mismo modo, aparece una salivación abundante como los síntomas más frecuentes en esta etapa, para lo que es recomendable la utilización de los mordedores de bebés fríos.

Una vez tengan su primer diente hay que cuidarlo mucho, con lo que continuar con la rutina de limpieza de encías es importante y hasta esencial, además de la utilización de cepillos súper suaves y podemos introducir un cepillo de cerdas muy suaves, sin pasta.

Con el cambio de alimentación, introducción de sólidos y de más variedad con aumento de azúcares, se hace muy importante inculcar el lavado diario de los dientes para crar hábito en hijo.
Es recomendable que revisemos la boca de nuestros peques, para anticipar y prevenir afecciones indeseables. Si notásemos manchas en los dientes, deberás consultar con el odontopediatra porque podría ser una caries. No olvides de realizar la visita al dentista tras la salida del primer diente y antes del año, para revisión.
Tras la salida de todas las piezas dentales, más menos a los 2 años y medio de edad, se debe introducir en el cepillado habitual con una pasta fluorada.

Recordar que crear hábitos en la infancia se convierte en rutina de vida, los niños deben lavarse los dientes mínimo dos veces al día y hay que concretar las visitas periódicas con el dentista.

Entradas Recomendados