El frío y la sensibilidad dental

 En Consejos

Causas frecuentes de la sensibilidad dental al frío

La relación que existe entre el frío y la sensibilidad dental se deben a la exposición de la dentina.  Cuando la parte interna más blanda de los dientes queda expuesta. También ocurre debido a la exposición al frío de bebidas a la parte más interna del diente,  por la recesión de las encías o a causa del esmalte desgastado, hecho que provoca la sensibilidad dental.

Desde Centro Dental Martínez y Prieto te compartimos algunas curiosidades de un tema tan….»sensible». Los síntomas son un pinchazo agudo o dolor en uno o varios dientes debido a:

  • La ingesta de alimentos o bebidas muy calientes o frías.
  • Alimentos ácidos o con exceso de azúcar.
  • En invierno cuando respiras el aire helado.
  • El cepillado de dientes

Las causas pueden ser diversas desde caries o el sarro en los dientes llegando a producir problemas en las encías:  gingivitis o periodontitis en estados más graves.

Otra causa de la sensibilidad dental al frío puede venir a consecuencia del bruxismo, la  mayoría de los casos son producidos por estrés. Con el roce de la piezas dentales,  puede llegar al desgaste de las mismas. Es muy importante que si notas este deterioro o sientes estos límites, debes realizar la consulta con un profesional. La mayoría de las veces se hace preciso una férula de descarga que los proteja durante la noche.

El retroceso de las encías, es como una separación en tres los dientes y las encías, haciendo difícil soportar tanto el frío como el calor. Es una de las principales causas de la relación entre la sensibilidad dental y el frío.

En algunos casos también se puede deber a una posible fisura en un diente apenas perceptible, que debe ser tratada por tu dentista, sea la causa.

Te recomendamos para evitar las molestias no muerdas alimentos fríos o ácidos, usa cepillos suaves así la irritación será menor. En cuanto a la pasta de dientes, es preferible el uso de las específicas de este tipo de dolencia,  que ayudan a combatir el sarro y la placa.

En cualquier caso si notas sensibilidad dental excesiva al frío o al calor pide cita con tu dentista, ya que puede ser la antesala de otras dolencias que sin tratamiento pueden empeorar.

Agenda siempre tu visita a tu dentista mínimo una vez al año para revisión y limpieza de boca, que tu salud dental pase por mantener tu sonrisa.

 

Entradas Recomendados