Odontopediatría: Fluorosis dental

 En Odontopediatría

La odontopediatría se define como la especialidad de la odontología que trata única y exclusivamente a los más pequeños de la casa. Esta nace debido a la necesidad de identificar las patologías odontológicas particulares que se presentan en los niños, entre las cuales se encuentra la fluorosis.

Una de las afecciones propia de los pequeños es la fluorosis dental, reconocida como la patología que se produce al ingerir en exceso flúor durante la infancia, en la etapa de la formación del esmalte dental.

No tan sólo es apreciable estéticamente, sino también puede tener otras consecuencias en la salud general. En este artículo y desde nuestro centro dental Martínez y Prieto te contamos de qué se trata.

¿Sabes qué es la fluorosis dental en la infancia? Conoce más sobre ella

Cuando tenemos niños en nuestros hogares, debemos estar al pendiente de todas las potenciales amenazas relacionadas a la salud durante la infancia, en especial las que pueden tratarse de asechadores silenciosos que pueden afectar la salud de los más pequeños, ya que ésta es una de las más importantes y por ello se le debe prestar mucha atención.

La fluorosis dental se manifiesta de diferentes formas, en relación con la gravedad o la etapa de la enfermedad. En la mayoría de casos, la fluorosis se manifiesta como líneas blancas muy finas en los dientes. En casos más severos, la fluorosis se exacerba, y los dientes se convierten en más frágiles, el esmalte se vuelve irregular, y comienzan a aparecer manchas marrones.

Si bien, en el crecimiento de los más pequeños del hogar, es indispensable el consumo de ciertos minerales, pero debemos tener en cuenta que todos los excesos son malos y contraproducentes. Tal es el caso del exceso en la ingesta de flúor en los niños conocida como fluorosis dental.

El flúor, en su justa medida, protege los dientes y fundamentalmente evita la aparición de caries, sin embargo, en grandes cantidades genera anomalías en el esmalte dental.

La fluorosis se manifiesta específicamente antes de los ocho años de edad y es un proceso irreversible, para los cuales no existe una solución definitiva, pero si algunos procedimientos para mejorar su apariencia.

La manera de prevenirla es:

  • Saber el nivel del flúor del agua que se bebe
  • Conocer el contenido de flúor en la pasta dental
  • Administrar correctamente el flúor que se le administra a los niños como suplementos.

No hay que alarmarse con esto, ya que el flúor está presente en diversas bebidas y alimentos, sin embargo, es importante que se realicen supervisiones por parte de un adulto para que los excesos en su ingesta no ocurran.

Desde Centro dental Martínez y Prieto te recomendamos supervisar el cepillado de los más pequeños, no utilizar demasiada pasta, aprender a enjuagarse bien la boca y fundamentalmente realizar visitas periódicas al odontopediatras.

 

 

 

Entradas Recomendados